Castillos e iglesias medievales
La falsa promesa de la felicidad
Santos:¿sentimentales o fuertes de alma?
+ Ver todos
- -
Nazismo y Comunismo: ¿enemigos o amigos?
Evolucionismo: La ciencia demuestra su caducidad.
La Cruzada del Siglo XXI
+ Ver todos
- -
Textos pontificios
El lujo y el desapego de los bienes terrenos
La incompatibilidad con el socialismo
La desigualdad, el Estado y la Propiedad Privada
+ Indice temático
- -
Historia de Don Martin de Alzaga, héroe de la reconquista
Genealogía de José Hernandez: autor del Martín Fierro
+ Ver todos los artículos de Historia
- -
+ Ver todas nuestras acciones




 
 

5. Una inmensa red internacional

En las décadas del 60 y del 70, mientras muchos países yacían bajo el yugo comunista, una parte importante de la izquierda internacional asumió la lucha armada de guerrillas como medio de derribar el orden vigente e imponer su programa socialista.

Este fenómeno tuvo en América Latina, y particularmente en la Argentina, una envergadura que todos conocen y cuyas consecuencias aún marcan nuestra realidad nacional.

Ante el derrumbe del socialismo de Estado soviético y el malogro de la acción violenta de la guerrilla, la izquierda internacional cambió de estrategia y se metamorfoseó.

Pero este apresurado blanqueo de la fachada del comunismo no garantiza que estén efectivamente cambiando de doctrina. (Plinio Corrêa de Oliveira, "Revolución y Contra-Revolución", pág. 205)

Por el contario, para sus líderes, ambos fracasos no han invalidado otros tipos de socialismo radical: la llamada "democracia directa", autogestión de los trabajadores, vida comunal e incluso las rehabilitadas teorías anarquistas.

Manipulando descontentos contra injusticias reales o imaginarias del denominado -y jamás definido con exactitud- modelo "neoliberal", este socialismo metamorfoseado, dinamizado por los nuevos "movimientos sociales", se lanzó a una guerra planetaria, cuyos ideales, metas y métodos se han definido en los Foros Sociales Mundiales realizados en la ciudad brasilera de Porto Alegre, y en los demás Foros Sociales en otras partes del mundo, en los que tuvieron una activa participación dirigentes del movimiento piquetero y de partidos de izquierda argentinos, al lado de representantes emblemáticos de la Teología de la Liberación de otros países. (CubDest, Servicio de Difusión, Desde Cuba en el Destierro, Noticias & comentarios sobre Cuba, América Latina & Estados Unidos, www.cubdest.org)19.

Alimentado por un espíritu libertario, este neo-socialismo promueve, en las más diversas partes del globo, movilizaciones contestarias con una apariencia de espontaneidad, como si éstas se efectuasen sin la articulación y auxilio de agentes especializados en psicología e ingeniería social.

Debajo de la retórica antiglobalización lo que surge es, con el nombre de Internacional Rebelde, el combate insidioso a la propiedad privada, a la libre iniciativa y a los poderes del Estado rumbo a una sociedad de pequeños grupos autogestionarios.(20)

El "neosocialismo" asume, además, las luchas del nuevo "proletariado" contra las "alienaciones" de la cultura dominante, globalizando la autodenominada "resistencia ciudadana universal"; la defensa de los pseudo-derechos de las "minorías sexuales"; el incentivo a tipos de vida "alternativos"; la liberalización de las drogas; el feminismo, el "matrimonio" entre personas del mismo sexo; en fin, las causas de todos los designados como "excluídos sociales".

De ese modo, la "guerra social planetaria", a pesar de la heterogeneidad de reivindicaciones, demuestra una articulación efectiva en orden a la acción.

La organización en redes, quizá por transposición desde la informática, se ha constituido en la caraterística central del proyecto revolucionario. Así hemos visto surgir a Al–Kaheda como forma estratégico-táctica del Terrorismo Internacional y a los Movimientos Anti-Globalización.

El tipo de articulación "horizontal" adoptado substituye la articulación "vertical-piramidal" de las antiguas estructuras revolucionarias. Esta característica de articulación horizontal y en redes, es propia de las nuevas tácticas recomendadas en el Foro Social Mundial de Porto Alegre, para dotar a los movimientos contestatarios de una apariencia de espontaneidad.

Esta corriente ideológica minoritaria, manipulando ansias más o menos populares, las dirige contra las estructuras de la sociedad, con el objeto de desmembrarla desde el punto de vista psicológico y político, desalentando a los que se le oponen y neutralizando las resistencias.

Es la razón por la que sus mentores consideran que la eficacia de su lucha los exime de las exigencias de la legalidad. Esto torna aceptable, a sus ojos, las acciones ilegales o de violencia "simbólica". Es lo que confiere a muchos de los grupos anti-globalizantes un carácter técnicamente terrorista.

El mismo Noam Chomsky, uno de los anarquistas más conocidos de la actualidad y hombre estrella de la anti-globalización, destaca este aspecto parafraseando un manual del ejército norteamericano: "Terror es el uso calculado de la violencia o de la amenaza de violencia para obtener objetivos políticos o religiosos a través de la intimidación, coerción o provocación de miedo. Esto es terrorismo" ("La nueva guerra contra el terror", transcripta en el site de Internet del Forum Social Mundial).

* * *

Al hacer este breve análisis del movimiento anti-global, no podemos menos que evocar las metas, reivindicaciones y métodos de acción piqueteros. Es fácil percibir que no constituyen un movimiento auténticamente autóctono, sino que se insertan en esa red internacional.

La

"Red" en la Argentina

En la Argentina el movimiento piquetero se articula en "red" para la praxis con:

Partidos políticos de izquierda
Movimientos Feministas
ONGs relacionadas con los diferentes grupos de la guerrilla de los 70: "Madres de Plaza de Mayo",
Abuelas", H.I.J.O.S., etc.
Sindicatos combativos
Sectores autodefinidos como "Minorías discriminadas": Comunidades Gay y Lesbiana, Mujeres Golpeadas, etc.
Sectores sociales deprimidos: Desocupados y Jubilados
Asociaciones Indigenistas (que separamos por su importancia táctica de las minorías discriminadas)
Diferentes grupos que promueven la "Democracia Directa". Asambleas Barriales, "Barrios en lucha", etc.
Organizaciones de Autogestión, Comités de Fábricas Ocupadas.
Organizaciones de grupos con diferentes carencias: "Sin tierra", "Sin Techo", etc.
Organizaciones Estudiantiles.
Grupos violentos semi delictivos como "Barras Bravas", "Quebracho", etc.
Organizaciones "Ecologistas".

De ahí que Noamí Klein, una periodista y activista canadiense, autora del libro "No Logo" y persona clave en los Foros Sociales Mundiales, haya declarado durante su estadía en Buenos Aires, en el verano del 2002: "Pienso que el fenómeno de los piqueteros es enormemente significativo aquí y, potencialmente, afuera. Hemos visto movimientos similares, más pequeños, organizando a los excluídos y yo pienso que es el futuro del activismo" ("La Nación", 24-3-02).

Se comprende, entonces, que los regímenes de Lula da Silva en Brasil con los "Sin Tierra", Hugo Chávez en Venezuela con los "Grupos Bolivarianos" y Fidel Castro en Cuba, sean vistos con especial aprecio por esta neo-izquierda anárquica. De igual manera, el llamado proyecto de "integración" sudamericana, con clara connotación socialista y anticapitalista, persigue en la región el triunfo de los ideales predicados en los Foros Sociales.

Por lo demás, el mismo D'Elía, visto por muchos como el máximo representante del sector "blando" y "dialogante", reconoce claramente que el movimiento piquetero pertenece a ese contexto ideológico internacional: "Respaldamos este bloque regional que se va conformando entre Kirchner, Fidel, Lula y Chávez. Cualquier medida nuestra debe ser tomada en ese contexto" ("Piqueteros hasta dónde llegarán", Daniel Gallo, "La Nación", 2-11-03).

En el mismo sentido, la presidenta de la Asociación de Madres de la Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, durante la 23a. "Marcha de la Resistencia", clamó ante "piqueteros, desocupados y familiares de desa-parecidos" a favor de una "revolución de los pueblos de América Latina" para empezar por derribar parte del capitalismo" ("La Nación", 12-12-03).

Isabel Rauber deja clara la meta comuno-anárquica, revolucionaria e internacionalista de los "piqueteros", al afirmar que "Seattle, Porto Alegre, Génova, Québec, Buenos Aires, Florencia, Quito, son parte de un mismo piquete: el piquete global".("Piquetes y piqueteros en la Argentina de la crisis – Cerrar el paso abriendo caminos", Isabel Rauber, 2002, www.lavaca.org)

Los contenidos son marca registrada © 1991 - 2004
de la Fundación Argentina del Mañana